"Siguenos en Twitter"

Aliquam venenatis enim in mi iaculis in tempor lectus tempor et convallis erat pellentesque

Resumen Asamblea 2014

Estimados amigos, socios y colaboradores:

Queremos enviaros un cordial saludo e informaros  brevemente  de lo tratado en la última Asamblea celebrada el pasado sábado 1 de marzo:

  • Después de aprobada por unanimidad el acta de la reunión anterior, se pasó a la información del Presidente sobre las actividades realizadas durante el año 2013 y los nuevos proyectos para 2014
  • Sobre las actividades de 2013, os resumimos lo más importante: Charlas y talleres en Institutos sobre educación y salud en Guatemala,  entrevistas en prensa  y radio al Presidente y al pediatra Dr. Germán Rodriguez, mercadillos veraniegos, rastrillos solidarios en distintas fecha y lugares (Colegio de Médicos de Asturias en Oviedo, Centro Cívico de Posada de Llanes, entre otros)
  • Sobre lo que se hará en 2014: Tenemos el proyecto de abastecimiento de agua potable que beneficiaría a dos comunidades con agua entubada y a otras tres comunidades con depósitos para almacenar agua de lluvia. La ejecución de estos proyectos depende de que se obtenga la financiación solicitada. Asimismo está en programa un pequeño proyecto de un puente peatonal en la comunidad de Uspantan (Quiché).
  • Por otra parte, en educación se habló de la creación de un nuevo Instituto en la Zona Reina  (Quiché)  que benificiaría a ocho comunidades. Continúa el programa de becas  que es prioritario así como nuestros programas de salud.

En el punto de preguntas y sugerencias nuestro compañero y colaborador contable, Juan Morote,  preguntó  qué relación tenía la ONG con el Gobierno de Guatemala. El Presidente  contestó que, prácticamente, ninguna. Solamente aparecían por las comunidades los políticos de la zona  cuando necesitaban votos. La ONG les prevenía  contra posibles utilizaciones.

Por otra parte se informó sobre los convenios firmados con las Universidades de Burgos  (con dos excelentes cooperantes ya de vuelta) y  la Universidad de Valladolid, con un nuevo cooperante de un  Máster de Cooperación Internacional.

Un saludo

 Isabel Mateo
Secretaria de Cultura Indígena

“Tus manos al servicio de la vida”

Las estudiantes de medicina y enfermería que viajaron este año con CIPA a Guatemala optan a los Premios al Voluntariado Universitario de la Fundación Mutua Madrileña. Estos premios nacen para reconocer, apoyar y promover la labor de los jóvenes universitarios que colaboran en proyectos de voluntariado social.

¡Cuanta más gente vea el vídeo, mejor! Así que gracias por toda la difusión que podáis hacer.

Calendario 2014

calendarioCIPA

Ya están listos los calendarios solidarios para 2014. Se venden a 5 euros cada uno y todo lo que se recaude se destinará a proyectos de Salud en Guatemala.

¡Gracias por adelantado por vuestro interés!

Podéis solicitarnos a través del Facebook de la ONG pinchando aquí o a través de nuestra sección de CONTACTO

Guatemala. Pal. Nebaj. 15 Julio de 2013

guate

Las manos sucias……vacías

La mirada perdida

Los sueños arrancados a balazos

Los ojos negros, distantes

imaginando una vida que no fue,

en la montaña, en su casa.

Desterrados, expulsados, masacrados.

Los nadies que decía Galeano.

CPR que resisten y se resisten

entre pilas lavaderas y letrinas.

El mundo que aquí se detuvo

entre parajes tropicales y

consignas revolucionarias.

Pasado demasiado cercano,

demasiado doloroso.

La peor masacre vivida

y olvidada por el racismo del resto.

Me duele el alma,

me duele Guatemala.

Ixiles, quichés, wipiles de colores exuberantes.

Madres que se mueren en el parto,

de su 9º hijo, y no llegaron

a la treintena.

Y mi vida… desarraigada,

gringa acomodada, soñando cambiar el mundo…

mundo que lo único que necesita

es un grito de guerra.

Elisa García
Médico pediatra

Anteriores “Cuadernos de Viajes”:  El viaje de Carlota

La imagen de Santa Clara

Punto de inflexión

Montañas de sonrisas

Un sueño que ya es realidad

El viaje de Carlota

El primer contacto que tuve con la ONG CIPA y sus viajes fue de la mano de Ana Fernández Feito, enfermera y profesora de la Universidad de Oviedo, mi profesora. Poco a poco iba enseñándonos fotos y contando sus andanzas guatemaltecas en clase. Mi interés sólo podía ir en aumento. Cuando dio una charla en el salón de actos de la Universidad, ya no había nadie que me pudiera quitar la idea de la cabeza: yo también quería vivir esa experiencia, quería ser partícipe, ser una de ellas. Tras insistir mucho, por fin lo conseguí.

Preparativos, estudiar mucho, leer aún más, maleta hasta arriba, muchas ganas, motivación, nervios y… llegamos a Guatemala. En este viaje me acompañaron Ana, Elisa (médica pediatra) e Irene (estudiante de farmacia y óptica). Al pisar esas tierras, ya notaba la diferencia, su color, su olor, su gente… Juntas nos metimos de lleno en comunidades de la costa como El Triunfo, donde conocimos a Juanita y demás gentes que nos recibieron con los brazos abiertos. Conocimos también comunidades menos accesibles y más aisladas y alejadas de la mano de Dios en las montañas, como Zona Reyna, Pal, Mirador Vicalamá… En todos estos lugares graduábamos la vista y pasábamos consulta médica, escuchando los frecuentes “me duele mi corazón”. También tuvimos la oportunidad de enseñar a los “patojos” (los niños) a lavarse los dientes, la higiene de manos y en los ratos libres jugábamos con ellos al pañuelo, al corro de la patata, les inflábamos globos o “vejigas”, como ellos los llamaban. Cuando te decían: “Seño Calota, ¿me da una vejiga? ¿Cuánto cuesta? ¿Me puede dar otra para mis hermanos que están trabajando en la casa?” ¿Quién se puede resistir a esas simples peticiones, para ellos tan grandes?

_MG_5733

Comíamos en las casas de los indígenas, mientras nos deleitaban con sus historias de la represión, una represión que apenas había terminado 17 años atrás. Nos contaban con lágrimas en los ojos las tristes historias de sus familias. Cada familia con la que convivíamos era entrañable, emotiva y emocionante en cada una de sus palabras y te hacía querer saber aún más. Así es la gente en Guatemala y, sobre todo, en las comunidades más pobres. Te da todo a manos llenas. Nunca vi dar tanto a quien tiene tan poco. Se quitan de comer ellos para dártelo a ti. Dormimos en sus humildes camas, sin colchón, cuatro en una misma cama, con cucarachas que nos revoloteaban y caminaban por la cama, entre gotas de lluvia que nos caían de las tormentas nocturnas, percatándonos de que mientras, ellos dormían en el suelo de la habitación contigua y con mucho gusto. Al mismo tiempo, veíamos las luciérnagas en el cielo estrellado.

A pesar de la precariedad y la pobreza a la que no estaba acostumbrada, los baños en la pila cuando había la suerte de que hubiera llovido ese día, las insalubres letrinas, las horribles y peligrosas carreteras, las noches de insomnio, a pesar de estar incomunicadas y caminar durante horas a causa de los derrumbamientos que provocan las tormentas… Estaba tan a gusto que el más mínimo detalle me hacía ser completamente feliz. La vida puede ser maravillosa, nos repetíamos continuamente, y de hecho, lo era. Ver cada día la sonrisa de aquellos muchachos te animaba a levantarte y soñar, soñar con poder cambiar el mundo, aunque fuera mínimamente.

Te anima a seguir luchando, por ellos, para todos. Un granito de arena.

Todas y cada una de las personas que se cruzaron en nuestras vidas tenían algo que enseñarnos, algo que nos hacía pensar. Eran felices con tan poco que tenían, con tan poco que necesitaban para vivir. Lo tenían asumido, así era su vida. Eran personas que en cada momento te daban lecciones de superación, fuerza, lucha, supervivencia. Personas que nunca podré olvidar.

Subíamos en los autobuses parrilleros -que arrancaban a la voz de “dele, dele”-  vendiendo bebidas, comida y hasta vitamina B12 para males como el enojo, sumergiéndonos de lleno entre su gente, su música, su mundo. Viajábamos, conocíamos sus hermosos paisajes, sus sonrisas, sus historias, transportes de todo tipo, su comida, sus viviendas… Podemos decir que tuvimos la suerte de conocerlos desde dentro, en primera persona, aunque fuera sólo durante un mes.

IMG_6666

Aún a estas alturas, un mes después de mi llegada a España, tengo marcas de los “zancudos” que me picaron, repaso las fotos y releo el diario. Cada mínimo detalle me devuelve a aquel viaje. Todos y cada uno de los días lo tengo presente en mi vida.

Lo que haces por primera vez tras venir de Guatemala parece realmente la primera vez que lo experimentes.

Agradezco al maravilloso equipo de chicas que compartió este viaje conmigo, pues sin ellas no hubiera sido posible tan placentera experiencia, porque tienen el poder de hacer sencillo y fácil lo difícil. Gracias

Con toda seguridad digo que es un viaje que ya se me ha grabado en la retina para siempre. Un viaje que me acompañará día tras día, dándome lecciones en cada momento de mi vida.

Un viaje que deseo volver a repetir

Carlota Pesquera Villabol
Estudiante del último curso de Enfermería

Anteriores Cuadernos de Viajes:   “La imagen de Santa Clara”

“Punto de inflexión”

“Montañas de sonrisas”

“Un sueño que ya es realidad”

 

Recursos

Nuestra ONG se financia gracias a:

Recursos Materiales

Aportaciones de materiales educativos, sanitarios y domésticos procedentes de:

Los recursos económicos obtenidos se dedican al  desarrollo de proyectos de educación, salud y promoción social en Guatemala , que benefician a la población indígena maya de las CPR mediante la promoción educativa de niños y jóvenes, sobre todo mujeres, la capacitación de promotores de educación y salud y la creación de infraestructuras permanentes en el ámbito de la educación y la salud.

Recursos Económicos

Resumen Asamblea 2014

Estimados amigos, socios y colaboradores:

Queremos enviaros un cordial saludo e informaros  brevemente  de lo tratado en la última Asamblea celebrada el pasado sábado 1 de marzo:

  • Después de aprobada por unanimidad el acta de la reunión anterior, se pasó a la información del Presidente sobre las actividades realizadas durante el año 2013 y los nuevos proyectos para 2014
  • Sobre las actividades de 2013, os resumimos lo más importante: Charlas y talleres en Institutos sobre educación y salud en Guatemala,  entrevistas en prensa  y radio al Presidente y al pediatra Dr. Germán Rodriguez, mercadillos veraniegos, rastrillos solidarios en distintas fecha y lugares (Colegio de Médicos de Asturias en Oviedo, Centro Cívico de Posada de Llanes, entre otros)
  • Sobre lo que se hará en 2014: Tenemos el proyecto de abastecimiento de agua potable que beneficiaría a dos comunidades con agua entubada y a otras tres comunidades con depósitos para almacenar agua de lluvia. La ejecución de estos proyectos depende de que se obtenga la financiación solicitada. Asimismo está en programa un pequeño proyecto de un puente peatonal en la comunidad de Uspantan (Quiché).
  • Por otra parte, en educación se habló de la creación de un nuevo Instituto en la Zona Reina  (Quiché)  que benificiaría a ocho comunidades. Continúa el programa de becas  que es prioritario así como nuestros programas de salud.

En el punto de preguntas y sugerencias nuestro compañero y colaborador contable, Juan Morote,  preguntó  qué relación tenía la ONG con el Gobierno de Guatemala. El Presidente  contestó que, prácticamente, ninguna. Solamente aparecían por las comunidades los políticos de la zona  cuando necesitaban votos. La ONG les prevenía  contra posibles utilizaciones.

Por otra parte se informó sobre los convenios firmados con las Universidades de Burgos  (con dos excelentes cooperantes ya de vuelta) y  la Universidad de Valladolid, con un nuevo cooperante de un  Máster de Cooperación Internacional.

Un saludo

 Isabel Mateo
Secretaria de Cultura Indígena

“Tus manos al servicio de la vida”

Las estudiantes de medicina y enfermería que viajaron este año con CIPA a Guatemala optan a los Premios al Voluntariado Universitario de la Fundación Mutua Madrileña. Estos premios nacen para reconocer, apoyar y promover la labor de los jóvenes universitarios que colaboran en proyectos de voluntariado social.

¡Cuanta más gente vea el vídeo, mejor! Así que gracias por toda la difusión que podáis hacer.

Calendario 2014

calendarioCIPA

Ya están listos los calendarios solidarios para 2014. Se venden a 5 euros cada uno y todo lo que se recaude se destinará a proyectos de Salud en Guatemala.

¡Gracias por adelantado por vuestro interés!

Podéis solicitarnos a través del Facebook de la ONG pinchando aquí o a través de nuestra sección de CONTACTO

Guatemala. Pal. Nebaj. 15 Julio de 2013

guate

Las manos sucias……vacías

La mirada perdida

Los sueños arrancados a balazos

Los ojos negros, distantes

imaginando una vida que no fue,

en la montaña, en su casa.

Desterrados, expulsados, masacrados.

Los nadies que decía Galeano.

CPR que resisten y se resisten

entre pilas lavaderas y letrinas.

El mundo que aquí se detuvo

entre parajes tropicales y

consignas revolucionarias.

Pasado demasiado cercano,

demasiado doloroso.

La peor masacre vivida

y olvidada por el racismo del resto.

Me duele el alma,

me duele Guatemala.

Ixiles, quichés, wipiles de colores exuberantes.

Madres que se mueren en el parto,

de su 9º hijo, y no llegaron

a la treintena.

Y mi vida… desarraigada,

gringa acomodada, soñando cambiar el mundo…

mundo que lo único que necesita

es un grito de guerra.

Elisa García
Médico pediatra

Anteriores “Cuadernos de Viajes”:  El viaje de Carlota

La imagen de Santa Clara

Punto de inflexión

Montañas de sonrisas

Un sueño que ya es realidad

El viaje de Carlota

El primer contacto que tuve con la ONG CIPA y sus viajes fue de la mano de Ana Fernández Feito, enfermera y profesora de la Universidad de Oviedo, mi profesora. Poco a poco iba enseñándonos fotos y contando sus andanzas guatemaltecas en clase. Mi interés sólo podía ir en aumento. Cuando dio una charla en el salón de actos de la Universidad, ya no había nadie que me pudiera quitar la idea de la cabeza: yo también quería vivir esa experiencia, quería ser partícipe, ser una de ellas. Tras insistir mucho, por fin lo conseguí.

Preparativos, estudiar mucho, leer aún más, maleta hasta arriba, muchas ganas, motivación, nervios y… llegamos a Guatemala. En este viaje me acompañaron Ana, Elisa (médica pediatra) e Irene (estudiante de farmacia y óptica). Al pisar esas tierras, ya notaba la diferencia, su color, su olor, su gente… Juntas nos metimos de lleno en comunidades de la costa como El Triunfo, donde conocimos a Juanita y demás gentes que nos recibieron con los brazos abiertos. Conocimos también comunidades menos accesibles y más aisladas y alejadas de la mano de Dios en las montañas, como Zona Reyna, Pal, Mirador Vicalamá… En todos estos lugares graduábamos la vista y pasábamos consulta médica, escuchando los frecuentes “me duele mi corazón”. También tuvimos la oportunidad de enseñar a los “patojos” (los niños) a lavarse los dientes, la higiene de manos y en los ratos libres jugábamos con ellos al pañuelo, al corro de la patata, les inflábamos globos o “vejigas”, como ellos los llamaban. Cuando te decían: “Seño Calota, ¿me da una vejiga? ¿Cuánto cuesta? ¿Me puede dar otra para mis hermanos que están trabajando en la casa?” ¿Quién se puede resistir a esas simples peticiones, para ellos tan grandes?

_MG_5733

Comíamos en las casas de los indígenas, mientras nos deleitaban con sus historias de la represión, una represión que apenas había terminado 17 años atrás. Nos contaban con lágrimas en los ojos las tristes historias de sus familias. Cada familia con la que convivíamos era entrañable, emotiva y emocionante en cada una de sus palabras y te hacía querer saber aún más. Así es la gente en Guatemala y, sobre todo, en las comunidades más pobres. Te da todo a manos llenas. Nunca vi dar tanto a quien tiene tan poco. Se quitan de comer ellos para dártelo a ti. Dormimos en sus humildes camas, sin colchón, cuatro en una misma cama, con cucarachas que nos revoloteaban y caminaban por la cama, entre gotas de lluvia que nos caían de las tormentas nocturnas, percatándonos de que mientras, ellos dormían en el suelo de la habitación contigua y con mucho gusto. Al mismo tiempo, veíamos las luciérnagas en el cielo estrellado.

A pesar de la precariedad y la pobreza a la que no estaba acostumbrada, los baños en la pila cuando había la suerte de que hubiera llovido ese día, las insalubres letrinas, las horribles y peligrosas carreteras, las noches de insomnio, a pesar de estar incomunicadas y caminar durante horas a causa de los derrumbamientos que provocan las tormentas… Estaba tan a gusto que el más mínimo detalle me hacía ser completamente feliz. La vida puede ser maravillosa, nos repetíamos continuamente, y de hecho, lo era. Ver cada día la sonrisa de aquellos muchachos te animaba a levantarte y soñar, soñar con poder cambiar el mundo, aunque fuera mínimamente.

Te anima a seguir luchando, por ellos, para todos. Un granito de arena.

Todas y cada una de las personas que se cruzaron en nuestras vidas tenían algo que enseñarnos, algo que nos hacía pensar. Eran felices con tan poco que tenían, con tan poco que necesitaban para vivir. Lo tenían asumido, así era su vida. Eran personas que en cada momento te daban lecciones de superación, fuerza, lucha, supervivencia. Personas que nunca podré olvidar.

Subíamos en los autobuses parrilleros -que arrancaban a la voz de “dele, dele”-  vendiendo bebidas, comida y hasta vitamina B12 para males como el enojo, sumergiéndonos de lleno entre su gente, su música, su mundo. Viajábamos, conocíamos sus hermosos paisajes, sus sonrisas, sus historias, transportes de todo tipo, su comida, sus viviendas… Podemos decir que tuvimos la suerte de conocerlos desde dentro, en primera persona, aunque fuera sólo durante un mes.

IMG_6666

Aún a estas alturas, un mes después de mi llegada a España, tengo marcas de los “zancudos” que me picaron, repaso las fotos y releo el diario. Cada mínimo detalle me devuelve a aquel viaje. Todos y cada uno de los días lo tengo presente en mi vida.

Lo que haces por primera vez tras venir de Guatemala parece realmente la primera vez que lo experimentes.

Agradezco al maravilloso equipo de chicas que compartió este viaje conmigo, pues sin ellas no hubiera sido posible tan placentera experiencia, porque tienen el poder de hacer sencillo y fácil lo difícil. Gracias

Con toda seguridad digo que es un viaje que ya se me ha grabado en la retina para siempre. Un viaje que me acompañará día tras día, dándome lecciones en cada momento de mi vida.

Un viaje que deseo volver a repetir

Carlota Pesquera Villabol
Estudiante del último curso de Enfermería

Anteriores Cuadernos de Viajes:   “La imagen de Santa Clara”

“Punto de inflexión”

“Montañas de sonrisas”

“Un sueño que ya es realidad”